Estudio

RGA Arquitectos (1990) nace de la evolución de un primer estudio formado por los arquitectos Pere Riera y José María Gutiérrez (1982). Progresivamente y con la incorporación del arquitecto y aparejador Josep Sotorres y de los arquitectos Montserrat Batlle y Barto Busom, se completa un equipo de asociados que, estructurado en tres áreas y operando con relativa autonomía, ponen en común toda la producción.

Pere Riera ha establecido las directrices conceptuales básicas del estudio y junto a Montserrat Batlle y Barto Busom han sido los responsables del área de diseño arquitectónico; Josep Sotorres, lo ha sido del área técnica (construcción, estructuras, mediciones y presupuestos y dirección de obras) y José María Gutiérrez, del área administrativa (gestión, organización y contabilidad).

En el 2008 se produce la dimisión y total desvinculación de José María Gutiérrez a consecuencia de graves desacuerdos conceptuales, profesionales y organizativos con el resto de asociados. A finales del 2013, se produce la baja por jubilación de Josep Sotorres, mientras que Pere Riera y Montserrat Batlle mantienen vínculos de colaboración puntual.

Después de más de 30 años de ejercicio profesional y habiendo cumplido un ciclo de producción altamente significativo, se ha producido el inevitable relevo generacional: sin que los asociados más antiguos dejen de aportar su experiencia, la dirección actual del estudio recae en el arquitecto Barto Busom, principal inspirador de varios de los proyectos más recientes y experto en la construcción en madera.

La sede profesional se ha trasladado a Terrassa (2006) en una antigua nave industrial situada en el centro de la ciudad.